23 agosto 2006

Mis Viejas Esperanzas

(una idea robada a C. Del Valle)
Revolviendo el ático en busca de un viejo libro perdido encontré una extraña cajita. Era de madera negra, toda labrada con símbolos que me resultaban familiares pero de los que no podía recordar su significado. Estaba en muy malas condiciones, casi podrida, los herrajes totalmente oxidados.
Estaba cerrada con una llave que no tenía, pero estaba tan corrompida que me fue cenicillo forzarla y abrirla.
Adentro encontré un pequeño bulto envuelto en tela, lo saqué y lo abrí con cuidado. Envueltos cuidadosamente en la tela había un puñado de hombrecitos de arcilla, resecos, cuarteados, parecían muy antiguos.
Los tomé con cuidado entre mis manos, parecía que se desgranarían en cualquier momento.
Me eran familiares, tan familiares como lo grabado en la pequeña y oxidada caja negra. ¿De dónde? ¿De dónde los conocía?.
Entonces el recuerdo martilló mi cabeza. Eran mis viejas esperanzas. Esas que tantos me recomendaron no alimentar. Esas que mis amigos me pidieron que no mantuviera con vida. Esas que los que me conocían me dijeron que eran inútiles. Esas que todos me recomendaron dejar de lado y continuar con mi vida.
Mis queridas esperanzas, mis viejas y queridas esperanzas. A pesar de lo decrépito de su aspecto, una a una fui reconociendo sus caritas y pude identificarlas a todas ellas.
Las miré con nostalgia, añorando cosas que no fueron. Tragué saliva y no pude evitar que se me escapara una lagrima rebelde cuando, apretando los dientes, cerré el puño sobre ellas. Apreté, apreté tan fuerte como me era posible y abrí la mano, solo una pequeña pila de polvo restaba.
Me sacudí la mano contra el pantalón y bajé del ático, sin el libro que buscaba.

Dr. CroW

Anonymous Anónimo:

Que tristeza...
Acabar uno mismo con sus esperanzas es peor que si otra persona lo hace por uno.
Las esperanzas son las que nos mantienen con vida y las que nos la dan. Sin esperanzas no seriamos mas que un cofre vacio.
Yo sé que tus esperanzas estan bien conservadas, tal vez mejor o igual que las mias...

11:24  
Blogger C. Del Valle:

Dr. Crow:
Por socialista que soy no creo en la propiedad privada, y por consiguiente tampoco en la Propiedad Intelectual. Me parece muy bueno su relato, sin embargo es extraño sentirme plagiado. No importa, las ideas vagan libres por la red y cada cual las adecua a su realidad inmediata.
Saludos,
C. Del Valle

20:56  
Blogger Dr. CroW:

Bien, no recordaba de donde venía el relato original, ahora que lo sé pondré el link donde corresponde ;-)

22:26