29 mayo 2007

Inevitable Reflexión Invernal

Mis manos se debaten en los bolsillos buscando el abrigo de las pelotas, un calor utópico que no llega nunca, mientras mastico el filtro del cigarrillo. Mastico encontrar una manera de fumar sin exponer mis falanges a las inclemencias climáticas.
Miro incrédulo al boludaje que pasea por la peatonal a esa hora de la mañana. Van dejando rastros de vapor en su andar, como el andar de trenes. De trenes boludos, no hay otra excusa. Se agolpan en vidrieras escarchadas a adorar, con bocas colmadas de saliva, un par de zapatillas verde flema o anaranjadas.
¿Qué mueve los deseos de la maza informe? ¿Qué agita las mentes de la horda?
Conchasumadreo al destino por tener que laburar y una ciega me trae de nuevo al corazón de la matriz con un silbante bastonazo en una canilla. Quiere plata. Yo quisiera poder arrebatarle, al mejor estilo Tyson, los cuatro dientes que le quedan sin sentirme una mierda por solo pensarlo. Yo quisiera no verme a mi mismo cruzando San Martín a los saltos mientras me sobo un moretón en la pierna y puteo para mis helados adentros.
¿Porqué ver caer nieve por primera vez en diez años no me produce mas que malos augurios? Sin duda mi cuerda poética se cortó destemplada cuando el termómetro empezó a marcar valores negativos.
No puedo evitar una mirada nostálgica al pasar por el edificio de la flaca. Miro con ojos empañados al portero eléctrico. La idea de reingresar en una cama tibia se vuelve la mas lasciva de las fantasías. ¿Y si llamo al laburo? Les explico que me atacó una ciega de mierda, clavo cucharita hasta el mediodía y que se acabe el mundo.
En lo que me lleva caminar de Caseros y General Paz hasta Olmos y Maipú me ofrecieron euros, La Luciérnaga, un nuevo celular, libros, relojes “posta posta”, merca, el DVD de los últimos estrenos, la salvación eterna, una cámara digital “con todo nuevo”, un pete, hacerme revendedor de productos dietéticos, un salame “de la colonia” y perfumes importados, pero nadie me dijo como evitar esta sensación que cala hondo en mi estado de ánimo, este padecimiento que nutre mi desánimo, este suplicio, esta tortura, este maldito frío en los huevos.

Dr. CroW

Anonymous E-X-A:

La verdad que transmite frio el leer esto :)

22:47  
Anonymous Maia:

Si querés yo te absuelvo de la culpa de querer partirle los dientes a la ciega.

12:54  
Blogger Nevermind:

Coincido con maia.

Respecto al frío en los huevos... el pete no contaba?

15:18  
Anonymous Ella:

d10 jajaja

19:08  
Blogger La bella y graciosa moza:

Jajaja CroW, tu narración me hizo acordar de un episodio con un ciego... jajaja que nada tiene que ver, pero como no tengo nada importante que aportar (que novedad) lo voy a contar:
Un día estoy esperando el bondi, y veo un tipo con los ojos cerrados y un bastón blanco, después de mirarlo por un largo rato, pensé: ¿será ciego?... y al ver que los colectivos pasaban y ninguno paraba, me acerque a este hombre y le pregunté que colectivo esperaba, así yo le avisaba, si venía. El cieguito me dijo: "el 53",(el mismo que yo esperaba) bueno, le digo, sentate que te aviso si viene. El tipo fué y se sentó contento. Pasó un rato, y yo me fuí volando, andá a saber adonde, cuando veo que tenia el bondi a un metro, lo paro y me subo... el colectivero arranca, me siento en el único asiento libre que había... y... ¿me olvidé de algo?... Siiii me olvide al ciego sentado en la parada del bondi... ¡¡¡pobre tipo!!!.

20:25  
Blogger Dr. CroW:

E-X-A: Es que no quiero ser el unico gil congelado.

Maia: Mañana mismo le arrebato el bastón y le hago cosas feas. Gracias.

Never: El pete cura todo, negro, TODO.

Ella: 11, de 11 ;)

Morocha: No te puedo explicar lo que me he cagado de risa con lo del ciego. Sos una grosa, pero grosa grosa grosa :D

21:22  
Blogger La bella y graciosa moza:

CroW, gracias, gracias! pero el ciego no debe pensar lo mismo, todavia debe estar sentado esperando el bondi.
Lo más pior es que tengo otra anecdota... a una cuadra de donde yo laburaba, hace ya algunos años, habia (hay seguramente) una biblioteca para ciegos. Entonces en esa zona esta lleno de personas no videntes, y por desgracia para ellos, yo siempre estaba dispuesta a ayudarlos. Un día voy caminando por la plaza, y veo un cieguito que estaba por tragarse un banco. Como yo esperaba a mi novio, salí apurada para ayudar al ciego, pero mirando para el lado en que siempre aparecia el fulano, y no me dí cuenta que el ciego ya se había enderezado, (je)me lo re puse, no lo tiré al carajo, porque venía despacio... si no, a la mierda...

20:31  
Blogger Dr. CroW:

Veo que tenes amplia experiencia con los ciegos. Espero que ninguno esté usando un lector de pantalla para entrar acá porque nos demanda a los dos jajajajaa

14:45  
Blogger Mondoke!:

Miro donde miro, hay alguien que me quiere vender algo. En este momento? "genius", "View Sonic", "City Lites" (un encendedor de mi mamá que quedó desde anoche), "pepsi", "Sony Ericcson", etc etc etc.
Es por eso que me gusta cerrar los ojos y seguir, tan solo escuchando a los sonidos que logran acompañar mi estado de ánimo (salvo que haya una tv prendida o una camioneta que promocione algun supermercado coreano o un partido político).
No estaré yo también, sin darme cuenta, ofreciendo algún servicio o producto que otros comprarían?
No seré yo acaso quien impulsa a los otros a convencerlos a que me GRITEN que me vendan?
No estaré ofreciendo mi propia existencia en este mundo a quien sea el mejor postor sin siquiera sospechar??
por lo pronto, no miraré sus avisos publicitarios, de esa manera tal vez oculte los míos...

15:16  
Blogger MARBOT:

Si yo fuese Frank Miller te dibujaría esto en un comic corto. Negro. Gustó ;)

22:21